Mandíbulas para hablar

El sexo desnaturalizado

Últimamente no dejo de pensar en el tema de la desnaturalización del sexo en esta, nuestra querida sociedad.

Esas extrañas situaciones que se producen cuando dos personas mantienen una relación sexual que no significa absolutamente nada para ellos mas allá del mero roce de sus genitales que, lo cual, es perfectamente aceptable pero, lo que me preocupa es otra cosa. Es la actitud y las respuestas anímicas de las personas lo que me preocupa.

No entiendo por qué a la gente le gusta follarse a una persona pero le da exactamente igual la persona y no entiendo como creando una situación bastante poco agradable y sabiéndolo, la buscas.
¿Por qué?¿ Por qué ese afán coleccionista de genitales? ¿Por qué esa desgana pasional?¿ Por qué no disfrutar del sexo de una forma positiva o, al menos, alegre o agradable?

Supongo que todos estos pensamientos vienen dados por mi propia personalidad y mi educación, por mi visión del mundo y de las personas y los sentimientos y el cómo nos relacionamos los unos con los otros.

Lo cual me hace pensar si este comportamiento es también un reflejo de cómo es la gente. Por lo tanto lo primero que me viene a la cabeza es pensar que para la gente de la que hablo, el sexo no significa nada. Pero obviamente no es así.

La gran mayoría de las personas lo utilizan como una especie de éxito, de premio, les hace sentirse realizados con que han conseguido algo que querían. Pero joder, hubieras disfrutado mucho mas masturbándote que teniendo que hacerte cargo de una persona que no te importa lo mas mínimo. Yo soy una persona desconfiada y temerosa y pocas veces me siento a gusto entre humanos , pero creo que soy lo bastante empática (a veces demasiado) como para no hacerme cargo sentimentalmente de alguien cuando estoy teniendo una relación sexual con esa persona. Porque para mi el sexo es amor, incluso si no quieres como tal a esa persona o no tienes un vínculo intenso de sentimientos, cuando te la follas hay un porcentaje de amor. Al menos para mi siempre lo ha habido. No creo que el sexo no sea un acto de amor en mayor o menor medida. Y es así como se consigue el buen sexo. Y puedo decir que en sexo tengo una amplia experiencia.

Porque me gusta el intercambio de cariño y cuidado que se produce, porque me gusta cuando alguien se abre a ti y tu te abres a ese alguien, (y,  en el caso de las mujeres, de la forma más literal posible). En las situaciones en las que me he sentido totalmente ignorada a un nivel empático con alguien con quien he tenido sexo, me he sentido profundamente disgustada con la sociedad y como hemos convertido el sexo en algo tan traumático. Algo que es tan básico como comer o morir. Algo mas antiguo que las civilizaciones. Y hemos creado un egoísmo de la intimidad que nos hace ser totalmente despreciables con las personas incluso cuando nos relacionamos con ellas de una manera tan visceral y tan animal. Hemos convertido en algo humano un tema que no hemos creado nosotros y lo hemos destrozado.

Puede que sólo sea mi visión del sexo y sea todo mucho mas complejo que esto que, por supuesto, lo es. Pero me entristece profundamente.  Me gustaría que nos queriésemos más., que nos disfrutáramos más. Pero quererse de una forma real, darse un placer real físico al tener sexo. No el tipo de placer de plástico de consumo rápido que nos hemos inventado para sustituir al sexo original.  Un intercambio de confianza física. Y si no, no folles y cómete una pizza, que están muy ricas.
 

Anuncios

Cambios y catalizadores.

El tema de la fama es un concepto que lleva mucho tiempo rondándome la cabeza y cuyo funcionamiento me llena de intriga. A raíz de eso, he acabado teorizando sobre las causas del cambio social con el tema de la fama como excusa, por las vinculaciones a la gente famosa y los cambios sociales que su aparición ha provocado. El de la fama sigue siendo un tema a tratar en profundidad, pero esta noche viendo un documental de la vida de Bob Marley en un estado de trance avanzado por la sagrada ganja, me he sentido invadida por esos temas de paz, amor y unidad y que le caracterizaban con la necesidad de reflexionar sobre ellos.

Cuantos más somos en el mundo, más tendemos a admirar al prójimo. Todos queremos ser oídos y a la vez oír a todo el mundo, por lo tanto nadie va a sobresalir del todo simplemente porque los papeles están mal repartidos o, digamos, repartidos a muchas personas. Cada uno de nosotros tiene cosas que decir.(Aquí entramos en el tema de los diferentes tipos de personas que existen, dividiendo su comportamiento en dos grandes campos, los que escuchan y los que hablan. Pero eso es un tema a tratar a parte.)

Vemos lo mucho que pueden cambiar unas solas palabras a un sólo individuo. Que las cosas cambien y se tranformen en algo que a ti te parece mejor que lo que hay,( y aquí entramos en el tema de la gente que se conforma y de la gente que se obceca en que el cambio ocurra) entonces por lógica, cuanta más gente te oiga, más cambio habrá.

Este tipo de forma de encontrar la fama, depende de muchos factores azarosos o difícilmente pronosticables. La evolución social es algo que sucede en el presente y tienes que estar literalmente en el sitio adecuado en el momento adecuado para llegar a tener este tipo de fama. y no vas a poder planearlo, va a tener que pillarte en medio de la faena. Uno nunca sabe cuándo está haciendo historia, simplemente existes mientras ésta se crea.

Bob Marley luchó por causas como la igualdad y la globalización de las ideas para llegar a una idílica paz. Y consiguió bastante. Ahora, pensando en el tema de la fama otra vez, si llegamos algún día a pensar todos igual y alcanzar esa armonía social, ¿no destacará nadie nunca más?Porque nadie pensaría diferente, nadie querría cambiar nada y eso significaría una alienación total y completa de la capacidad de pensamiento de la que nos vanagloriamos tanto los humanos. Es completamente imposible y contranatura vivir en una sociedad enteramente igualada porque, cuando eso pase, significará que estamos destinados a ser de una determinada manera de forma constante. Todos somos diferentes y eso es una realidad, pero siempre se critica a quien es diferente, pero además es políticamente incorrecto señalar a alguien como diferente, y a la vez se nos vende constantemente que tenemos que encontrar nustra esencia y personalidad, nuestro propio camino. Ser diferentes y destacar.

Todo en el universo cambia, desde la materia hasta la posición de los planetas. La humanidad no iba a ser una excepción.

Y al haber cada vez más individuos, habrá cada vez más cambio y cada vez será más difícil la unificación. Es sólo una especie de mecanismo para que el cambio siga funcionando y no nos quedemos atascados en una fase de la evolución.

Paralelamente con esta idea de unificación, se ha avanzado mucho en el movimiento individualista y en los paises en los que la tecnología y el desarrollo de la vida en general nos ha permitido dejar de depender físicamente de los humanos cercanos a nosotros sobretodo.

Hemos perdido esa cultura de la solidaridad a nivel personal y la hemos transformado en un “sistema” en el cual cualquier cosa que consumamos o hagamos o lo que sea, está mercantilizada para la globalización.

Pero, como todo, esto tiene su parte buena y su parte mala. El cambio siempre da miedo, pero siempre es necesario, de lo contrario significaría ser muy caprichosos con el destino e injustos con el cambio.

Aquí sale la eterna pregunta de si realmente todo lo que está pasando tiene un fin real, si el fin justificará los medios. Nadie sabe por qué pasan las cosas, sólo sabemos que las cosas pasan porque antes han pasado otras cosas. Que es todo un movimiento constante y que, al componerse todo básicamente de energía, ni se crea ni se destruye, sólo se transforma. No hay huevo ni gallina, sólo la evolución constante del cambio.

La historia de la humanidad se divide en eras, que es el sistema por el cual explicamos de una forma más “tangible” este cambio.

Ahora estamos saltando a la era del individualismo introspectivo. La generación a la que pertenezo yo, el resultado genético de una generación de gente a la que le han comprado el alma para venderla,  expresándolo de una forma visceral. Hemos perdido el sentido de quiénes somos nosotros mismos, naciedo sin él incluso, y necesitamos ahondar y reciclar nuestro funcionamiento moral y de comportamiento.

El humano se ha convertido en mercancía y mano de obra. Un montón de ladrillos que ayudan a construir los sueños de unos pocos individuos. La unificación de la gente ha sido utilizada para fines poco sinceros y los valores enseñados sobre este concepto han resultado ser falsos.

El camino del ser humano hoy por hoy, está siendo construido de manera artificial con mentiras y engaños. Se saca provecho de la fuerza vital de la gente como si fuera combustible.

La parte positiva de esta etapa de unificación ha sido el efecto que ha tenido a nivel individual en cada persona, porque hemos tenido el resorte necesario que ha activado la palanca de cambio en nuestra cabeza. Y pensar en la revolución es siempre un buen síntoma.

Es cierto que el ser humano al final se inclina por la reconstrucción del caos,pero para luego poder destruirlo, claro está. Somos y vivimos en la entropía. Y es un ciclo de nunca acabar. Y la evolución siempre será un bucle con ramificaciones de crecimiento exponencial. Lo único que cambiará es que cada vez seremos más personas en el mundo, porque al fin y al cabo, habiendo sido y siendo microbios como somos, sin nada ni nadie que nos erradique, nos seguiremos extendiendo. Porque es parte de la naturaleza, no ya la humana, si no en general.

La existencia es como una especie de competición, como una especie de carrera en círculos, para que masivamente todas las acciones individuales acarreen cambios, para que todo siga funcionando.

tumblr_m4dwhjVHZG1qmhggvo1_500

Es sólo una fase.

Es curioso, y una verdad universalmente conocida ( o al menos en la Tierra), que cuanto más joven se es, más sencillas son las cosas. Aunque creo que deberíamos moldear este término a que la percepción de la vida y el análisis de los acontecimientos son más sencillos.

En la niñez, contando desde el punto en el que eres realmente consciente de quién eres y qué está pasando, (pongamos alrededor de los siete años) es todo simplemente fascinante, nuevo, fresco. Las cosas suceden de una forma automática y casi espontánea y nuestro interés en los acontecimientos es casi pasajero, ya que estás constantemente recibiendo estímulos de cosas que no has visto jamás. Absolutamente “elesedetástico”.

Nuestro cerebro disfruta con el proceso de aprendizaje y todo se va poniendo en su sitio y nuestra personalidad empieza a ser un pequeño esbozo de lo que será. De momento, nos mantenemos en el fantástico mundo de la sobreprotección parental, el cual nos permite explayar nuestro hambre de conocimiento constantemente y no preocuparnos en demasía por el molesto mundo “real”. En contraposición, nuestro deseo constante es el de crecer y ser adultos, poder hacer todas esas cosas que no nos dejan hacer como trasnochar, fumar, ver películas violentas o con contenido sexual o un montón de chorradas más. Partiendo de ahí, una se pregunta si con esta constante influencia del mundo adulto sobre los niños, se disfruta enteramente del período más naive que nos otorga la vida (quitando la demencia senil claro está).

Pero en fin, que no quería yo hablar de la niñez, sino de algo más concreto; el paso de la adolescencia a la edad adulta. Siempre te advierten al aproximarte a la adolescencia que te prepares, que va a ser horrible,la etapa más dura. Que si el pavo, que si no sé qué,  que si no sé cual. Y realmente lo hacen con mucha razón. Es una etapa absolutamente terrible. Se te avalanza el maldito mundo real encima y la sobreprotección de tus padres empieza a ser más bien una especie de empujoncito fuera del nido/amenaza mortal. Claro que tú también te empeñas en darles picotazos a la primera oportunidad que tienes a quienquiera que te perturbe… Estás insoportable hasta para ti mismo y al mismo tiempo todo te parecen ataques y la vida es como una tragicomedia de un esquizoide con sobredosis de hormonas.

Pero hay una cosa maravillosa en todo ese caos químico/neuronal que no nos paramos observar. Los problemas y las soluciones que encontramos en esa etapa, todos, residen en puntos muy viscerales e instintivos de nuestro ser. Digamos que todo es tan rápido como doloroso y de una intensidad fuerte pero corta. Lo que nos importa muchísimo una semana, a la siguiente hemos podido olvidarlo.

Es una etapa  clave en nuestras vidas que nos prepara para ser quienes seremos en un futuro, como un pájaro adulto prepara la comida para sus crías y la vomita al exterior en una bella masa homogénea de, en nuestro caso, vivencias, experiencias, pensamientos, hábitos, sueños, conocimientos y todas esas cosas de las que estamos hechos los humanos.

Una vez convertidos en este precioso vómito/regurjitamiento existencial, respiramos por primera vez fuera de la superficie del mar infinito y turbulento de la adolescencia. Pensamos “oh dios mio, lo he superado, denme un pin” y esperamos que apartir de ahí todo sea mantequilla y a coser, o al menos, nos preparan para pensar que lo pensaremos.

Es este el punto al que quería llegar. Ese maldito momento en el que te sientes engañado completamente y te das cuenta de que, aun con todo ese mejunge insano de sentimientos y parafernalias que atormentaban tu joven cerebro, la adolescencia aún es mil veces menos terrible que la edad adulta.

Yo soy una recién llegada a esto, por lo tanto lo tengo fresco y por eso puedo hablar desde un punto de vista muy directo y sincero y decir que, lo realmente jodido de este período, es que ahora no puedes resguardarte en tus arrebatos. No puedes dramatizar las cosas ( o al menos no durante mucho tiempo) ni puedes desquiciarte sin más o enamorarte sin más o dejarte llevar por esos instintos básicos y deliciosos de la adolescencia. Ahora hay algo de ti que, como un Pepito Grillo cojonero, te obliga constantemente a racionalizar todo lo que ocurre. Donde antes estaban las mariposas en el estómago, los latidos desbocados de corazón que rozaban el infarto, las discusiones a voces e insultos y un gran etc que todos conoceréis, ahora entra el cerebro y el análisis de la situación. La racionalización y la esquematización de los problemas, los deseos o las disputas.

Esto a su vez es de agradecer, ya que si tuvieramos que vivir en una adolescencia interminable todos acabaríamos cortandonos las venas de puro agotamiento. Nos aporta una calma realmente notable y es cuando empezamos a confiar en nosotros mismos y cuando podemos demostrarnos las cosas de las que somos capaces con hechos. Ves que todos tus deseos se pueden realizar gracias a ti, que tú eres la persona que está viviendo tu vida y empiezas a sentirte agusto con esa idea de la autosuficiencia.

La parte negativa es la de la impotencia que esto causa algunas veces, cuando ves que, quieras o no, estás sólo en esto, porque la persona que eres dentro de ti es una persona que sólo va a existir ahí dentro y que va a estar siempre sola. Cuando toca enfentarse a un problema al que no vemos solución, nos aferramos a esas experiencias de la adolescencia cuando los problemas se solucionaban mandándolo todo a la mierda o simplemente dejaban paulatinamente de ser importantes. Porque ciertamente, la dificultad de los problemas va en ascenso a medida que uno crece y ya no podemos descargar nuestra frustración en nadie. Ni si quiera en nosotros mismos, como es mi caso. Descubrir lo que es el amor propio y el instinto de supervivencia no me ha dejado seguir queriendo des-existir, porque me he dado cuenta de que no está tan mal esto de tener un cuerpo funcional para hacer todo lo que me apetezca.

Yo soy una persona con una gran tendencia depresiva, excesivamente sensible y anímicamente inestable y con una cerebro porculero y muy maltratado. Siempre me ha gustado darme a la desidia y a la autodesrucción e incluso hoy por hoy esas cualidades las aprecio y mantengo porque he experimentado cosas que ahora mismo me son muy interesantes para aplicarlas en mi vida. No son cosas incompatibles con la vida y forman parte de mi personalidad. Simplemente he encontrado la forma de usarlas de manera que no me impidan hacer las cosas que quiero hacer. Porque al fin y al cabo, estamos aquí de pura chiripa. Todas las cosas que hacemos los humanos son ( a nivel universal) inútiles y de trascendencia cero, e incluso en la mayoría de los casos, nuestra existencia es contraproducente hasta para nosotros mismos. Una raza realmente deplorable vaya, pero tenemos algo fascinante, que es el cerebro y en general nuestro cuerpo. Una máquina asombrosa y altamente cualificada para hacer lo que nos de la gana. Un sistema nervioso que nos permite sentir montones de sensaciones de una amplia variedad.

Con esto no quiero animar a la gente a que salga a la calle y sea “útil” para si misma siendo “útil” para la sociedad. Jamás voy a animar a nadie a hacer tal cosa porque la sociedad es un concepto que me perturba y me deprime. Pero si que animo a la gente a que disfrute de sus cerebros y sus sistemas nerviosos. De sus sistemas digestivos y sus órganos reproductores. De sus cuerdas vocales y de sus músculos. Disfrutad simplemente del proceso sináptico pensando, notando las conexiones entre las neuronas de vuestro cerebro y vuestra infinita sabiduría cósmica, sabiduría que todos llevamos dentro, ya que el universo es algo inherente a nuestra existencia y viceversa. Simplemente paraos a pensar en lo increíble que es todo esto de existir. Con sus cosas buenas y sus cosas terribles. Con la posibilidad de sentir un rango infinito de sensaciones y poder comunicarlas de cientos de formas.

Es duro lidiar con uno mismo, porque es muy difícil llegar a saber quién eres incluso siendo tú. Pero por intentarlo no se pierde nada ( esto es mentira, perdemos de todo constantemente).

Pero siempre nos quedará París el suicidio!

 

1571_001

Feminismo subjetivo.

Acerca de ver el mundo a través de esta fisonomía femenina,de este lado de la sociedad al que llamamos mujer:

Poco a poco y cada vez más, voy siendo mas consciente de lo que esto significa. Sé que no soy la primera ni la última,pero simplemente es mi decisión de comunicar lo que siento desde un modo subjetivo y personal,simplemente por el disfrute de la comunicación y la curiosidad que tenga la gente que quiera leerlo.Y porque me da la gana.

Es un tema complicado, espinoso, espeso y que lleva años arrastrando lastres, taras y prejuicios ( como la mayoría de los temas en la sociedad). Pero sobretodo este,al ser tan obvias las diferencias entre hombre y mujer, no es algo que hayamos podido ignorar.

Siendo mujer siento que vivo en otra dimensión,como si la Tierra hubiera sido tomada por los hombres, y la mujer solo se dedicara a divagar en un estado mental liviano y atontado por detrás, constantemente lanzando algún tipo de conjuro de ebriedad sexual entre los hombres.

Siento como si fueramos la parte más etérea y abstracta del cerebro colectivo de la humanidad, ya que por lo general, nuestra existencia se basa más en sentimientos, intuiciones y dolores de ovarios. Al mismo tiempo, esto es algo que los hombres degradan y tratan como si sólo fueran ensoñaciones sin ningún tipo de validez real, como si simplemente por el hecho de no convertirlo en algo físico/útil ,fueran tonterías.

Pero, al mismo tiempo, si pensamos en artistas,filósofos,escritores y demás oficios que van directamente relacionados con el pensamiento y la introspección en sí,predomina una mayoría de nombres masculinos. O a lo mejor es que yo soy una inculta y no me he metido a buscar como dios manda,pero creo que si tengo que rebuscar mucho en la historia,lo dicho se confirma, aparecen los hombres siempre con mucha más facilidad en nuestra memoria.Como cuando por ejemplo,discutía hace años con un amigo sobre los oficios típicos de cada género y yo mencioné la cocina como principal para la mujer,y me rabatió diciéndome que por qué si las mujeres éramos mejores cocinando ( he aquí el rasgo competitivo de los hombres otra vez), como es que los mejores cocineros del mundo eran hombres.Hagan sus apuestas señores,por que yo sólo me quise hacer el harakiri.

Esto a las mujeres nunca ha parecido importales,al menos no del modo en el que a un hombre le molestaba que una mujer quisiera desempeñar funciones iguales a las del hombre.No somos conocidas por usar la fuerza bruta ( un medio básico/físico y siempre útil para imponerte sobre los demás seres vivos),y cuando hemos querido hablar ,o se nos ha ridiculizado ,o se nos ha ignorado o se nos ha apaleado.Esta claro que muchas mujeres critican la forma de ser de los hombres en estos casos y la tildan de infantil,pero incluso creo que damos demasiada importancia a ese menosprecio que nos hacen , en vez de realmente hacer algo por detenerlo en lugar de bajar la voz y apartarnos silenciosamente dejando a los “mayores” jugar.

Muchos hombres con lo que he hablado de este tema,simplemente me han dicho de una forma simple y desinteresada que las mujeres decidieron quedarse ahí comodamente en su desigualdad sexista en lugar de hacer algo para solucionar su situación,lo cual es mentira,ya que si han existido movimientos radicales por hacer más notorio el sexo femenino pero que,una vez más,han sido ignorados o criticados por los hombres sin llegar a tener a penas un efecto real de cambio ( si no fuera así,evidentemente hoy en día no seguiríamos igual de jodidas,porque,para qué vamos a engañarnos,es una realidad dolorosa).Aunque evidentemente es verdad que nos hemos acomodado mucho en el lugar de amas de casa y mujeres florero,razones por las cuales siento mucha impotencia a la hora de querer hacer algo positivo por el género femenino.Llevamos un rol de mártires ,esposas insatisfechas y madres preocupadas.

Mi opinión personal acerca de este tema y por qué lo que hemos venido haciendo hasta ahora no ha dado resultado, es por lo siguiente:

Los hombres y las mujeres ( las mujeres aun no sé si por inercia,pasotismo,pereza o simplemente porque no tenemos esa vena de querer llamar imperiosamente la atención o ser competitivas,o realmente somos de otro planeta y no se qué coño hacemos aquí) hemos centrado toda la historia entorno a personajes masculinos,adorándolos por sus azañas y sus batallas,sus descubrimientos,sus obras y sus invenciones.Los hombres siempre poderosos,despiadados,solitarios e increíblemente inteligentes o genios incomprendidos.Las mujeres citadas en la historia son principalmente conocidas por una razón: la belleza.La puta belleza,el reclamo para hombres,el hechizo de ebriedad y el misticismo del amor entorno a ellas. Desde las ninfas hasta las princesas,pasando por Mata Hari hasta Maria Teresa de Calcuta o la jodida virgen María. ¿Somos nosotras las que no queremos ver más allá de nosotras mismas por comodidad,porque siempre es más fácil engatusar con apariencias o con amor y modestia que hacerse valer realmente por y para una misma?

El problema parte,mis queridas amigas, de tres factores: social,biológico y psicológico.

Social,obviamos a estas alturas el por qué.

Biológico, porque de un modo básico e instintivo estamos “fabricadas” para parir y hacer que la raza humana progrese. Y si,ya sé que los hombres también, pero en el caso masculino es diferente ya que en ellos impera la necesidad de esparcir su semilla, no de almacenarla,cuidarla y alimentarla. He aquí también la base de un gran porcentaje del comportamiento masculino,pero eso es otro tema…

Con este dilema biológico también vamos a hablar de las hormonas,las cuales manejan más nuestros cuerpos que nuestras piernas al andar. Es realmente frustrante a la vez que interesante vivir constantemente a merced de unas sustacias a las cuales no podemos controlar,ya que nuestro raciocinio y concentración se ve siempre afectado por estos cambios,ya que originan cambios de humor, de conducta y de pensamiento.Un ejemplo claro de esto es la forma en la que pensamos hombres y mujeres. El típico tópico de ” los hombres no saben hacer dos cosas a la vez” se ve muy bien reflejado en este tema.Los hombres tienden a pensar de una forma lineal ,recta,tiesa y con una concentración muy aguda en el tema a tratar. Las mujeres por el contrario,tenemos un tipo de pensamiento semejante en estructura a una tela de araña,con varios temas colgando esperando a ser digeridos mientras otros están siendo capturados y todo a la vez,tambaleándose por las inestabilidades emocionales que nos caracterizan biológicamente.

Pondré como ejemplo algo muy claro,imaginemos un periodo de un mes,en el que un hombre se propone algún proyecto,como por ejemplo componer una canción,y paralelamente una mujer que se propone escribir un relato.

El hombre, de primeras ,contando con la concentración aguda de serie,ya tiene la mitad del camino hecho,y segundo,es un hombre,se siente seguro de si mismo en cuanto a que no se come la cabeza con inseguridades del tipo “oh dios mio,las chicas o X van a pensar que soy un blah,blih o un lo que sea” y demás mierdas parecidas. ¿Por qué es esto? porque lo hace porque le da la gana y lo hace para si mismo.El EGOISMO(positivo) es algo que a las mujeres no nos enseñan, es más ,nos ocultan. Nosotras tenemos que ser bondadosas,generosas,hospitaliaras y altamente mártires.Este egoismo es algo que criticamos en los hombres y tildamos de despótico,cuando en lugar de estar enfocando nuestras energías en frustrarnos porque los hombres hacen los que les da la gana, bien pordríamos estar nosotras haciendo lo mismo.Y aclarando el apunte de “egoismo positivo” viniendo a decir que también tendemos a malinterpretar esta palabra como descriptiva de alguien que ,según una definición formal significa :” excesivo aprecio que tiene una persona por sí misma, y que le hace atender desmedidamente a su propio interés, sin preocuparse del de los demás.” Quitando el “excesivo” y el “desmedido”,nos queda una bonita descripción de lo que es una persona autosuficiente y que se preocupa por sacar provecho de su propia vida.

La mujer por su lado,empeiza a dudar rápidamente de si misma,a ser demasiado MODESTA(Humildad,falta de vanidad y no ostentación de los propios méritos),a pensar que tal vez no valga para esto y que su inteligencia sea demasiado limitada como para que alguien la tome en serio,y más cosas del estilo.La mujer se deprime,sus hormonas premenstruales alteradas toman partido ahora en este período de cumplimiento de proyectos y todo poco a poco se desmorona.Posiblemente busque apoyo en su pareja,y si no lo encuentra se verá sumida en un mar de desesperación y soledad,humilde soledad.

Esta inseguridad,sumada al factor de elevada sensibilidad de las mujeres y este miedo a ser ignorada por la gente (especialmente los hombres,y si,con un trasfondo sexual) desemboca todo en los problemas psicológicos de este asunto,creando un amasijo de patologías que nos impiden ser (egoistamente )independientes como son los hombres.

Las mujeres somos buenas amantes,buenas compañeras,buenas madres,buenas hijas,buenas cuidadoras,buenas cocineras,buenas amigas. Un cascarón de modestia relleno de inseguridades y miedos,miedos a no ser escuchadas por no ser bonitas,miedo a que un hombre no nos quiera y nos apoye,miedo a quedarnos solas,miedo a no tener hijos,miedo a fracasar sin poder nisiquiera intentarlo…

 

Mujeres del mundo,dejad de preocuparos por la igualdad de género,dejar de preocuparos por estar a la altura de los hombres y dejad de hacer las cosas con una falsa modestia inculcada desde pequeñas que,supuestamente, es una gran virtud en este (oh mundo terrible) en el que vivimos lleno de (oh terriblemente egoistas) hombres.

Mirad dentro de vosotras mismas desde una visión positiva del egoísmo,no de un “nosotros” ni de un futuro solucionado por el amor incondicional de un quiensea.Buscad vuestras propias metas y vuestro propio destino, desvinculadlo del de los hombres ya que somos criaturas distintas y merecemos nuestro propio espacio y reconocimiento entre nosotras mismas,en lugar de estar perpétuamente pendientes de la belleza de las otras y perder nuestro valioso tiempo en esas necedades que son,al fin y al cabo,maneras primitivas de llamar la atención del (oh todopoderoso) varón.

El amor está muy bien, pero es un término mareado y difuso cuya confusa forma hoy en día no debería adaptarse a ninguna de las costumbres en las que lo implicamos. El amor empieza por el egoismo de tenerse a una misma en cuenta y no degradarse más o dejar que la hagan sentir inferior,sobretodo parar los abusos desde dentro de una misma.Hay que quitarse los lastres de los cuentos de princesas y príncipes y construir un reino propio para las mujeres hecho por mujeres, al igual que los hombres han construido el suyo. Puede que incluso todos estos pensamientos me vengan dados por un leve sentimiento de envidia,al ver que los hombres siempre han podido hacer lo que quieren y las mujeres estamos rodeadas de peros,peligros y demás mierdas.Y no es que quiera ser como ellos,sino que quiero tener su mismo derecho a ser egoista.Y con el feminismo que va en busca de la igualdad no vamos a ninguna parte ¿o de verdad queréis seguir intentando luchar absurdamente por ser un hombre cuando evidentemente no lo sois? Es fácil,bájate las bragas y busca un pene. Si no lo hay,no lo eres.Fin.

Aclaraciones–> Repito,es una visión general y subjetiva del problema del machismo en la sociedad, no quiero ofender a nadie, solo exponer mis ideas al respecto y si es posible,conseguir adeptas para un nuevo movimiento en el que no nos de vergüenza tener vagina y menstruar y nadie nos degrade por ello y poder sacar todo el provecho posible de nuestra inestabilidad emocional.Quiero opiniones y discusiones sobre el tema y quiero más visiones subjetivas,que para eso existe la comunicación.

Respecto a la parte del amor,últimamente estoy rodeada de mujeres maravillosas atrapadas en pegajosas y absorbentes relaciones que lo único que provocan es autodestrucción y una gran pérdida de tiempo e intereses y eso me hace estar muy furiosa.Si estás en una relación maravillosa de princpies y princesas en la que has decidido que estás mucho mejor viviendo en equipo me parece estupendo y que te vaya muy bien,pero yo he sido y soy muy escéptica del “nos” como forma de progresar vitalmente y no la comparto y hoy por hoy no me interesa.No me odiéis.(Parejas heteros y homosexuales por igual)

Por último,al ser un texto con visión general,existen excepciones en todos los ejemplos de conducta,pero si no generalizo, esto no se acabaría nunca.

Ah,y no soy una lesbiana hembrista furiosa menstruando.

Image

 

 

 

 

 

Presentaciones.

Hola, me llamo Ana y necesito decir algunas cosas o sino,me saldrá un tumor.Maligno.

Y nadie quiere cáncer en su vida.

Image